• (502) 421 091 74
  • i@hermandadlamerced.com

    Jesús Nazareno de San Jerónimo

    El pequeño templo de San Jerónimo que se hallaba en el barrio del mismo nombre, al norponiente de la ciudad, pertenecía al ámbito parroquial de San Sebastián, sin embargo eran religiosos mercedarios quiénes atendían este sagrado lugar; en dicho recinto se hallaba una imagen de Jesús Nazareno de gran importancia para dicho barrio y de interés para el resto de la ciudad; la cofradía que velaba por el culto a esta imagen formuló y le fueron aprobadas desde 1675 sus ordenanzas de cofradía. La imagen del Nazareno contó con capilla abovedada adosada al pequeño templo, éste estaba cubierto de artesón y teja, sin embargo, la ruina de 1773 quebrantó la capilla y la imagen pasó al propio templo el cual resistió mejor el terremoto, pero dado lo solitario del lugar, a principios del siglo XIX pasó al templo de San Sebastián, lugar donde poco a poco se fue formando nuevamente su cofradía, allí permaneció durante años y aparece regularmente en los inventarios de bienes que los párrocos llevaron con sumo cuidado, mencionándose en 1816 taxativamente como “Jesús de San Jerónimo”. No hay que confundir esta imagen con otra localizada en el pequeño oratorio que hubo en el templo mercedario después de la ruina de 1773, como será visto más adelante.
    Jesús de San Jerónimo pasó al templo mercedario hastael año 1883 porque los vecinos del barrio de San Sebastián se oponían al traslado de la sede parroquial al cercano templo mercedario que había reparado el corregidor Palomo y Escobar a mediados del siglo XIX.
    El traslado de imágenes de San Sebastián al templo mercedario lo había decretado la Superioridad Eclesiástica desde 1862 debido al terremoto de ese año, luego otro gran sismo acaecido en 1874 acrecentó la necesidad del traslado, el cual se llevó a cabo parcialmente, pero los vecinos resistieron ese proceso un poco más, hasta que en el citado año de 1883 se llevó a cabo el traslado de las últimas imágenes que había en el templo arruinado de San Sebastián que eran el patrón San Sebastián, Virgen del Carmen, San Antón y la imagen de Jesús Nazareno de San Jerónimo; ese traslado está documentado y para la historia se consignó en el documento de traslado el nombre completo de esta imagen “Jesús Nazareno de San Jerónimo”. Más información de esta imagen su derrotero histórico se puede leer en la obra de este servidor titulada “Historia de Jesús Nazareno de San Jerónimo hoy conocido como Jesús Nazareno de La Merced de La Antigua Guatemala” publicada por el Consejo Nacional para la Protección de La Antigua Guatemala. Esta bella imagen es una obra del siglo XVII que no fue trasladada a la nueva Guatemala y su historia es notable por las vicisitudes por las que pasó después de la ruina de 1773, hasta llegar al templo mercedario antigüeño, donde hoy día se encuentra en la capilla del crucero sur.

    Mario Alfredo Ubico Calderón 
    Universidad de San Carlos de Guatemala