• (502) 421 091 74
  • i@hermandadlamerced.com

    Devoción a Jesús Nazareno de La Merced

    Por: Carlos Enrique Berdúo Samayoa

    LA TRADICIÓN POPULAR Y LAS FUENTES DOCUMENTALES

    Hasta hace pocos años (1,995) era comúnmente aceptado el relato del origen de la imagen nazarena que es venerada en el templo de Nuestra Señora de las Mercedes, según la tradición popular y seguida por la mayoría de escritores del siglo XX. La labor de investigación y difusión de la documentación conservada en el Archivo Histórico Arquidiocesano y el Archivo Parroquial de San Sebastián de La Antigua Guatemala, por parte del Lic. Mario Ubico, ha permitido aclarar algunos puntos y poner en perspectiva un elemento sumamente interesante y fundamental para la historia del arte e imaginería guatemaltecos; si no también enfatizar la continuidad de las manifestaciones de religiosidad popular y la presencia continua de la jerarquía de la Iglesia acompañando a los vecinos de la arruinada ciudad luego de haber sido ordenada su traslación y declararla “suelo proscrito” por los representantes de la corona española.

    La devoción de la imagen de Jesús Nazareno de La Merced, de La Antigua Guatemala, se remonta hasta el siglo XVII, en que floreció el barrio de San Jerónimo al poniente de Santiago de los Caballeros de Guatemala, en lo que actualmente es la parte norte de la finca La Pólvora y la finca El Desengaño, en este barrio fue construida una ermita dedicada a San Jerónimo y estaba al cuidado de los padres mercedarios dicha ermita constaba de una nace cubierta con artesonado a dos aguas y los muros eran de mampostería y tapial, el piso era de baldosas de barro cocido.

    DE LA ANTIGUA COFRADIA, A LA ACTUAL HERMANDAD

    Ya antes de 1,675 se tiene noticia que era venerada la imagen de Jesús Nazareno, desconociéndose la fecha en que se inició esta práctica piadosa y el nombre del escultor; pues la atribución a Alonzo de la Paz encuentra sus orígenes en 1,934 en la pluma de Víctor Miguel Díaz. Lo importante, es que en 1,675 el Padre Mercedario Fray Ramón de las Varillas impulsó la aprobación de las Ordenanzas de la Cofradía de Jesús Nazareno de San Jerónimo, lo que significa que se trata de  una de las cofradías más antiguas del Reino de Guatemala y que afortunadamente estas ordenanzas se conservan en el Archivo Histórico Arquidiocesano, en la Nueva Guatemala de la Asunción.

    La vida de las cofradías sufrió de altibajos, esto debido en gran medida a la estratificación de la sociedad Santiagueña, pues había cofradías exclusivas para españoles, para ladinos o indígenas; la Cofradía de Jesús de San Jerónimo tenía la particularidad de congregar a todos estos grupos, ya que era integrada sin distingos racionales, estableciendo que el puesto de mayor jerarquía, Alcalde de la Cofradía, fuese ejercido siempre por un español, indistintamente de ser hombre o mujer; teniéndose la noticia que para 1,681 la Cofradía de Jesús de la Merced, integraban solo españoles, había iniciado un litigio contra los demás cofradías que procesionaban “el paso de Jesús con la cruz a cuestas”. Ya para ese entonces la devoción al Señor de San Jerónimo era grande, como lo demuestran los legados testamentarios y la decisión de los cofrades que en 1,684 deciden construir una capilla techada de bóvedas, solicitando autorización a las bóvedas, solicitando autorización a las autoridades religiosa para pedir limosna para tal fin, y así dar culto y veneración a la imagen del Nazareno y a la Virgen de Dolores, que posiblemente sea la misma que actualmente es procesionada con Él cada Domingo de Ramos y Viernes Santo.

    En el documento de las ordenanzas de la Cofradía quedó consignado “…que el Martes Santo tengamos misa cantada por ser la Reseña de Nuestro Jesús Nazareno…”; la procesión no quedó consignada por escrito, aunque se sabe que era nocturna y para 1,681 era muy importante para la ciudad.